Vuelta a la Sierra de la Cabrera por senderos 27-08-2017

DATOS DE LA RUTA


HORA DE SALIDA: 08:31
HORA DE LLEGADA: 11:54
TIEMPO DE PEDALEO: 02:57
TIEMPO TOTAL EMPLEADO: 03:23
DISTANCIA RECORRIDA: 31.2 Kms.
SENTIDO DE REALIZACIÓN: habitual

Ver descripción de la ruta realizada
Ver mapa del recorrido realizado
Ver perfil del recorrido realizado
Ver informe IBP
Descargar track de GPS

ASISTENTES: (11)

 

Ver perfil del ciclista
Adolfo
Ver perfil del ciclista
Flu
Ver perfil del ciclista
Gonzalo Delgado
Ver perfil del ciclista
Hugo Aguirreche
Ver perfil del ciclista
Javi Ignacio
Ver perfil del ciclista
Javi Sánchez
caida
Ver perfil del ciclista
Juan García
Ver perfil del ciclista
Juanjo
Ver perfil del ciclista
Juanma
caida
Ver perfil del ciclista
Pepe Herrera
caida
Ver perfil del ciclista
Víctor

caídas en la ruta: (3)

pinchazos en la ruta: (0)

averías en la ruta: (0)

Senderos de la Cabera, Emilio, Víctor, Celemín y Carduelis Carduelis.

Última crónica de la temporada, llevo librándome de hacer la crónica varias semanas y esta tenía pinta de que también lo iba a conseguir. Me libraran algunos que casi no asisten, con estos mejor no hacerse ilusiones, y otros que, aunque suelen venir, en cuanto llegamos a la época de vacaciones desaparecen durante un mes o más. Son los privilegiados del grupo: policías (o eso dicen), prejubilados, banqueros de alta alcurnia, y monseñores. Como siempre en la vida, los que han mandado, la policía, la banca, la iglesia y los de la luz (y no en ese orden).

También me libraba Julio, pero no volvía hasta la siguiente semana, y el “trialero-senderista-pedrero” Emilio. Como la ruta prevista era La Cabrera-Senderos, pensé positivamente que entonces Emilio asistiría, es una de las que le gusta. De hecho, se pronunció en el Whatsapp amenazando siendo duda (ya estamos tocando los huevos, pensé). Por otro lado, el pronóstico del tiempo no ayudaba, daban lluvias, y ya sabemos que Emilio es un poco marika para estas cosas (y para otras), y eso que dice que es gallego.

El día amanece lloviendo, con lo que las probabilidades de que me libre se ven totalmente mermadas. “Tie’cojones”, según lo estoy pensando nada más levantarme salta un mensaje en el whatsapp avisando que no va a venir. Si te despiertas para poner el mensaje ya da igual, ¡levántate y ves a la ruta!!

Llegamos al punto de salida, y en esta ocasión nadie me dice “te toca la crónica”. Ya no es lo que era, antes el alcalde no fallaba, se hace mayor. Aunque a mitad de ruta me lo dijo. (Su software ya no es lo rápido que era antes, necesita una actualización).

Somos 11 ciclistas que ni rechistamos, aunque a la hora de salida ya estaba lloviendo. Nos dirigimos hacia los primeros senderos de la Cabrera, donde predominan piedras que con la lluvia intuimos que pueden complicar el equilibrio en la bici. Observo que cada día vamos más equipados, dos estrenos de bici, ambas Scott (otra de las marcas predominantes en el grupo) y casi todos con tija telescópica, en total 8, y otro más, el socio, a la espera de que se la traigan en la tienda. Hace pocos años, incluso meses, el porcentaje de uso de estos artilugios era realmente bajo. ¡Cómo cambian las cosas!

El olor que desprende el campo es sensacional, el agua caída ayuda a ello. No sé decir a qué huele, supongo que a una mezcla de jara, pino, melojo y enebro, que son predominantes en esta zona. Solo por esto merece la pena hacer la ruta (y la crónica), a pesar de la lluvia, Emilio se lo pierde, pienso.

Hacemos los senderos sin ningún percance mencionable y pronto nos encontramos subiendo al Collado de Medio Celemín. Allí Victor nos deja boquiabiertos con sus conocimientos y nos cuenta por qué se le llamaba así a este Collado.

 Según la Wikipedia:

Celemín:

<<El celemín es una medida agraria que se utilizaba en algunas partes de España antes de que fuera obligatorio el Sistema Métrico Decimal. En Galicia se conoce como ferrado, aunque la unidad de superficie varía de unas zonas a otras.

Usada sobre todo para cereales y semillas. En Castilla, equivalía a poco más de 4,6 dm³ (litros). Podían dividirse en cuatro cuartillos o dos medios (o dos copinos, en Asturias).>>

 

Una vez agrupados, bajada hacia otro de los senderos divertidos de la ruta. A estas alturas ya llevábamos varias caídas, en total fueron 3, pero por más que se lo propusieran, era difícil que desbancaran al Señor de la Luz del puesto más alto del pódium en esta temporada, gana por goleada.

Paramos a comer en el sitio habitual, no recuerdo si es allí donde Víctor nos vuelve a sorprender con su sabiduría. En esta ocasión se trata del “Carduelis Carduelis”, ¿está claro no?

Por si alguno no sabe a que se refería, a continuación dejo la definición:

<<(Carduelis carduelis) o cardelina es un ave paseriforme perteneciente a la familia de los fringílidos. Es común en el Paleártico occidental, tanto en Europa como en el Norte de África y parte de Asia occidental. En España había en 2003 alrededor de 2,8 millones de ejemplares. Es un ave granívora, que se alimenta de semillas de girasol, trigo, algunos insectos en la estación de cría y sobre todo de las semillas de los cardos. Desde tiempos antiguos es criado en cautividad debido a su alegre canto, el cual está compuesto por trinos parecidos a los de los canarios, pero con un toque de silvestre.>>

Nos comentó que este tipo de jilguero se alimenta de las semillas de los cardos, y como podéis ver en el texto extraído de la Wikipedia, en efecto así es. ¡Si es que nos ha salido de listo!, menos de informática sabe de todo.

Pasamos por encima de la A1, en Dirección a la tercera zona de senderos, también interesante, como las anteriores. Víctor comenta que da pereza bajar para saber que luego nos esperan algunas rampas difíciles, pero….si hay que ir se va.

En efecto, una vez acabados los senderos, nos esperaba alguna difícil subida que nos obliga, creo que a todos, a poner en alguna ocasión pie a tierra.

Y solo nos queda cruzar de nuevo la A1, en esta ocasión por debajo, para llegar a los coches.

Es pronto, nos da tiempo a tomar unas cervezas. Poco después de llegar, empieza de nuevo a llover. Más fuerte que durante la mañana. ¡Nos hemos vuelto a librar de la lluvia!

Como siempre, mereció la pena, aunque si Emilio hubiera venido habría estado mejor, ¡seguro!

(escrito por Javi Sánchez)


nº fotos/pág.

1/106


El Cancho del Águila


Juan, nuevo ciclista invitado


Inicio de ruta


Pico de la Miel


Pico de la Miel


Primeras subidas sobre rocas mojadas


Primeras subidas sobre rocas mojadas


Primeras subidas sobre rocas mojadas


Primeras subidas sobre rocas mojadas


Via Crucis, hacia el Convento de San Antonio


nº fotos/pág.