Vuelta por el Parque Natural del Hayedo de la Tejera Negra 29-10-2017

DATOS DE LA RUTA


HORA DE SALIDA: 08:33
HORA DE LLEGADA: 12:42
TIEMPO DE PEDALEO: 03:33
TIEMPO TOTAL EMPLEADO: 04:09
DISTANCIA RECORRIDA: 46.2 Kms.
TEMPERATURA MEDIA: 15 ºC ( mín.: 4 ºC máx.: 24 ºC ).
SENTIDO DE REALIZACIÓN: habitual

OBSERVACIONES: Grandes paisajes. Mejor compañía.
Vídeo grabado por Ignacio Ibarrola
Vídeo grabado por Flu
Vídeo grabado por Aemilious

Ver descripción de la ruta realizada
Ver mapa del recorrido realizado
Ver perfil del recorrido realizado
Ver informe IBP
Descargar track de GPS

ASISTENTES: (19)

 

caida
Ver perfil del ciclista
Adolfo
Ver perfil del ciclista
Alejandro Benito
Ver perfil del ciclista
David Verdes
Ver perfil del ciclista
Emilio
Ver perfil del ciclista
Flu
Ver perfil del ciclista
Gonzalo Delgado
Ver perfil del ciclista
Goyo
Ver perfil del ciclista
Ignacio Ibarrola
Ver perfil del ciclista
Javi Ignacio
Ver perfil del ciclista
Javi Sánchez
Ver perfil del ciclista
José Luis González
Ver perfil del ciclista
Juan
Ver perfil del ciclista
Juan Pablo
Ver perfil del ciclista
Juanma
pinchazo
Ver perfil del ciclista
Julio
Ver perfil del ciclista
Luis Pujol
Ver perfil del ciclista
Miguel Sánchez
Ver perfil del ciclista
Víctor
Ver perfil del ciclista
Waka

caídas en la ruta: (1)

pinchazos en la ruta: (1)

averías en la ruta: (0)

El Muyo  -  Hayedo de la Tejera Negra a 29 de octubre de 2017

 

La ruta tocaba en el Hayedo de Tejera Negra que es uno de los más meridionales de Europa. Está situado en el rincón noroccidental de la provincia de Guadalajara y forma parte del macizo de Ayllón. Comprende el tramo alto de dos valles de típico perfil fluvial, el valle del Lillas y el valle del Zarzas, que se disponen paralelos, con una única orientación noroeste-sureste. Están flanqueados por altas y afiladas cresterías rocosas.

En 1974 se declara al hayedo de Tejera Negra sitio natural de interés nacional y en 1978 se declara parque natural, que se amplió en 1987. Desde la creación del parque natural de la Sierra Norte de Guadalajara, el 22 de marzo de 2011, quedó integrado dentro de éste, por lo que se derogó su anterior declaración de parque natural. ​ En 2017, junto con otros hayedos de España y Europa, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco como extensión de los Hayedos primarios de los Cárpatos y otras regiones de Europa. ​

Los preparativos: A las 5,50 toca el despertador, tengo  1 hora y 20 minutos de viaje. No sé, pero me costó más de lo normal levantarme, creo que no dormí bien. Me hago algo el remolón, y venga arriba que me quedo dormido. A la ducha, a tomar algo de desayunar, vestirme de romano, sacar al perro a hacer sus necesidades y estirar las piernas. Bueno omito pequeñas tareas que tampoco vienen al cuento.

Consigo salir de casa a la hora prevista, raro porque siempre voy a rastra-culo. Por el trayecto coincidimos cuatro coches, atravesando Riaza y ya en la salida, seguimos al primero de la fila (como borregos) y detecto en el GPS del coche que nos separamos más y más del track que me lleva a el Muyo. Claro, como soy novato en esta ruta, pensaba para mis adentros que había un camino mejor. Por fin la cabeza de la caravana se da cuenta y ¡hacia atrás!. No digo más.

La primera en la frente: Ya en el Muyo, casi todos los bikers estaban preparando el equipo. Saludos, abrazos etc. Ala vámonos, me doy la vuelta, ¡y coño!, donde está mi bici, ni idea, como por arte de magia se había esfumado, y eso que no lleva batería como otras (ej: Ángel y Waka). Pues ya todos en marcha y un compañero me da indicios de donde buscar, allí estaba apoyada en el coche de Zipi.

Salimos con una temperatura fresquita que luego y en el trascurso de la mañana se vuelve templada, recordando tiempos más de finales de verano que de otoño. Por un camino empezamos a subir el Collado del Puerto de los Infantes, ye antes de coronarlo tenemos una pendiente de un 25% que hace que algunos pongamos pie a tierra. Esta parte de la ruta es común en la vuelta. Cogemos a la derecha hacia el oeste siguiendo una pista, ahora cuesta abajo, lo que nos hace tomar un respiro. El paisaje empieza a ser el propio del Hayedo, vegetación de pinos, hayas, melojos, acebos, abedules…, y ya se ven los diferentes colores verdosos y ocres típicos de la estación otoñal.

Seguimos por pistas y caminos, un sube y baja por un terreno resacoso y de pizarra. Vamos a muy buen ritmo, apenas da tiempo a disfrutar del paraje lleno de belleza en donde no se ve a ningún turista, de pronto aparece en el camino y siguiéndonos un perro mastín de pelo colorado y de buena estampa que debía pertenecer a alguna finca, estaba totalmente despistado y nos estuvo siguiendo bastante, espero que encontrase su hogar.

Me avisa David, que hay una buena bajada al parking del Parque, una trialera de un kilómetro técnica y con bastante pendiente. Que todos la pasamos sin incidentes. En el pequeño aparcamiento solo había un coche. Hablando de coches, no recuerdo si antes o después de llegar a este punto, hubo uno que casi nos la arma. Ya que en una pista venía de frente, y a mi casi me echa fuera, no se apartó a su derecha, y a Goyo casi se lo lleva por delante, iba muy deprisa el muy atontao. Parece que hay gente que se levanta cabreada y continúa hasta el final en el mismo estado mental, pobre hombre.

Seguimos y llegamos a un valle que a la derecha vamos siguiendo el arroyo llamado de la Zarza, un paraje de una belleza grandiosa y donde no se aprecia el paso de los humanos. En este lugar a Julio se le ocurre pinchar la rueda de atrás y eso que la cámara llevaba líquido para pinchazos, Julio por favor compra para “anti-pinchazos”.

Seguimos por una pista donde hay parte asfaltada, y cruzamos con algunos coches que se dirigen al aparcamiento del Parque. Todos se apartaron e incluso muchos pararon para dejarnos paso, se ve que no todo el mundo es como el anterior atontao.

Ya subiendo de regreso hacia el Collado del Puerto de los Infantes, divisamos a la izquierda el paraje inigualable de lomas, valles, collados y toda la flora del Parque. Nos volvemos a reagrupar al terminar la subida y tomamos la bajada de 25% de desnivel que antes era subida, ahora sí todos montados.

La mayoría nos quedamos a tomar unas cervezas en el bar del Muyo, el año pasado tenía un censo de 16 personas, pero el bar y para el pueblo que es, está bastante aceptable; de madera, limpio y con varias marcas de cervezas.  Tenemos que agradecer la invitación de Juan y Juan Pablo que habían cumplido años, FELICIDADES A AMBOS.

Brindo por las cosa de montar, hasta pronto.

 

(escrito por José Luis González)


nº fotos/pág.

1/172


El Muyo, inicio de ruta.


El Muyo, inicio de ruta.


El Muyo, inicio de ruta.


El Muyo, inicio de ruta.


El Muyo, inicio de ruta.


El Muyo, inicio de ruta.


El Muyo, inicio de ruta.


La Solana y La Dehesa.


La Solana y La Dehesa.


La Solana y La Dehesa.


nº fotos/pág.