La Dehesa de Moncalvillo, el Canal del Mesto y el Embalse de Pedrezuela 04-02-2018

DATOS DE LA RUTA


HORA DE SALIDA: 08:54
HORA DE LLEGADA: 12:15
TIEMPO DE PEDALEO: 02:54
TIEMPO TOTAL EMPLEADO: 03:21
DISTANCIA RECORRIDA: 35.2 Kms.
TEMPERATURA MEDIA: 0 ºC ( mín.: 0 ºC máx.: 2 ºC ).
SENTIDO DE REALIZACIÓN: inverso

OBSERVACIONES: Ruta con lluvia y nieve. Caída de JuanMa sin consecuencias en las primeras piedras. Paisaje diferente.
Vídeo grabado por Flu
Vídeo grabado por Ignacio Ibarrola

Ver descripción de la ruta realizada
Ver mapa del recorrido realizado
Ver perfil del recorrido realizado
Ver informe IBP
Descargar track de GPS

ASISTENTES: (19)

 

Ver perfil del ciclista
Adolfo
Ver perfil del ciclista
Alfonso
Ver perfil del ciclista
Ángel
Ver perfil del ciclista
David Verdes
Ver perfil del ciclista
Flu
Ver perfil del ciclista
Gonzalo Delgado
Ver perfil del ciclista
Goyo
Ver perfil del ciclista
Ignacio Ibarrola
Ver perfil del ciclista
Javi Iglesias
Ver perfil del ciclista
Javi Ignacio
Ver perfil del ciclista
Javi Sánchez
Ver perfil del ciclista
Juan
Ver perfil del ciclista
Juan Pablo
caida
Ver perfil del ciclista
Juanma
Ver perfil del ciclista
Luis Pujol
Ver perfil del ciclista
Marcos
Ver perfil del ciclista
Pedro
Ver perfil del ciclista
Víctor
Ver perfil del ciclista
Waka

caídas en la ruta: (1)

pinchazos en la ruta: (0)

averías en la ruta: (0)

MUY VALIENTES PARA UNAS COSAS Y NO TANTO PARA OTRAS

Otra crónica más y de momento aquí seguimos. Sobre esto no hay alegatos ni debates. A las rutas se puede decidir a cuáles ir y a cuáles no (de hecho no hay que ir a todas, hay que filtrar y elegir….es la última tendencia…lo demás está mal visto….). No ocurre lo mismo con las crónicas. No se puede decidir o proponer algo como…: “en esta ocasión no tengo tiempo de hacerla, que pase el turno y ya la haré para la próxima”. Aquí la haces o la haces, elige. Así que, buscando tiempo de donde sea y ya muy avanzada la semana, intentaré contaros lo que pasó en esta ocasión.

En principio estaba previsto hacer la ruta de Beleña, ruta nueva la pasada temporada, y que ya en su día vimos que tenía bastantes tramos de terreno arcilloso. Dado que los pronósticos del tiempo presagiaban lluvia, nieve y frío, con indicaciones incluso de no coger el coche por determinadas carreteras, se decidió (sabiamente) que fuera sustituida por otra (Moncalvillo – El Mesto – Pedrezuela). A mí personalmente esta ruta me gusta. Es una ruta que a pesar de no ser de montaña, es dura, con alguna subida exigente, con zonas espectaculares (El Mesto, Dehesa de Moncalvillo, La Sima, Cascada del Hervidero,…), no es una ruta lejana, y es una ruta comodín para esos días en los que el tiempo se complica. En esta ocasión se decidió hacer en sentido contrario.

En la convocatoria del Blog para apuntarse a la ruta, poco a poco fuimos apuntándonos, con mucha más afluencia de la que yo esperaba. En este punto me gustaría hacer una reflexión en voz baja: Se supone que todos ya sabíamos que iba a llover/nevar y hacer frío el día de autos. También se supone que si alguien se apunta el sábado tarde/noche, ya está asumiendo que tiempo se encontrará, no entiendo entonces que alguien decida el domingo a primera hora no ir a la ruta argumentando que el tiempo no es favorable. Poned otra excusa, “cohones” (estoy mejor en la cama, no me encuentro bien, soy gay, me he liado esta noche y he pagado más fantas de la cuenta, soy valiente a veces y otras un cagao….).

Bueno, solo es por meterme con esos que son capaces de bajar de día trialeras de piedras y raíces a tumba abierta, o de noche, trialeras de fantas, copas y garitos como auténticos expertos y luego se asustan por unas gotitas de na’ (porque eso es lo que finalmente tuvimos).

Está claro que todos somos libres de apuntarnos, desapuntarnos, rajarnos, ir a una ruta o no ir a una ruta, pero me choca que la decisión del sábado noche sea diferente pocas horas después, basándose en algo que ya se sabía que ocurriría la noche del sábado. (Ya sé que con esto no conseguiré muchos votos. Da igual. No lo busco. Podría hacer una ruta diciendo lo buenos que sois todos, que os quiero con locura, que sois magníficos, mi razón de ser los domingos, y aunque sea verdad, no lo voy a decir.)

Bueno, sobre la ruta, lo que ya preveíamos: frío, algo de agua y algo de nieve, pero no lo suficiente como para impedir salir. Hemos salido en ocasiones mucho más adversas.

Yo personalmente me esperaba mucho más barro (y no precisamente a Emilio que sabemos que falla (sí, sí “falla”, no pone “folla”) en estas rutas) y sin embargo solo tuvimos un poco en la zona de El Mesto.

La ruta trascurrió con normalidad, todos muy abrigados de inicio, pero con normalidad. Pronto llegamos a la Sima, en esta ocasión sin subir los rampones que encontramos en el sentido habitual. Después de la foto reglamentaria, continuamos dirección a las antenas de Los Castillejos. Allí decidimos hacer una variante que baja directamente a la Cascada del Hervidero, evitando así la bajada por la pista, que es menos atractiva. Resultó un acierto a pesar del pequeño pateo inevitable del final.

Desde allí, después de que algunos visitaran el Hervidero, nos dirigimos a El Mesto, con algo más de barro que en el resto de la ruta. Después de reagruparnos subimos hacia Pedrezuela y pronto nos encontrábamos en la Presa de Pedrezuela (creo que se llama así por el pueblo de Pedrezuela). Algunos decidieron no variar el track, aunque la mayoría hizo caso al Acalde (raro eso de hacerle caso) y continuamos por los caminos del canal para subir hacia la Urbanización de Montenebro. Allí nos paró un guarda forestal indicando que había una batida en las inmediaciones de la dehesa de Moncalvillo. Momentos antes el grupo se había fraccionado, cinco ciclistas encabezados por Alfonso (que nunca espera a nadie, que si no se queda frío) y guiados por Goyo (que si no es por él no llegan al destino final) y por otro lado el resto del grupo, el pelotón “oficial”, el bueno, los que nos encontramos con los guardas forestales y decidimos seguir sus indicaciones y no continuar por el track marcado. Aquí Víctor nos guio, durante algún kilómetro fue el primero del pelotón, como hace años, seguramente disfrutando, sintiéndose macho alfa. Volvió a revivir esos momentos en los que nadie se atrevía a rebasarle, siempre respetado (¿Dónde habrán quedado esos días?, estas nuevas incorporaciones ya no respetan a los líderes como antes. Se ha perdido educación, los valores que se enseñan ahora no son los de antes. ¡A dónde iremos a parar!)

Esta variante no planificada nos permitió descubrir un sendero en bajada bastante divertido. Al menos esa fue mi sensación y la de varios con los que tuve la oportunidad de comentarlo.

Una vez acabado el sendero acabamos en las pistas del canal, la misma que habíamos tomado para comenzar la ruta, pero más separados de los coches que horas antes.

Estas pistas invitan a “lanzarse” en un sprint de varios kilómetros, y algunos de nosotros así hicimos, “disfrutando” cada uno a su manera., ¿verdad?

Una vez en los coches, algunos decidimos ir a tomar algo al Bakartxo (donde algún teléfono fue objeto de manipulación indebida), otros no podían o no les pillaba de paso, con lo que decidieron irse a casa.

En definitiva, otra ruta más en la que hemos disfrutado y en la que me alegro de haber ido, a pesar del mal tiempo,

 

OQCL (¡!Os quiero con locura!!)

 

(escrito por Javi Sánchez)


nº fotos/pág.

1/121


Comienzo de ruta en el Canal Alto entre San Agustín y Colmenar


Comienzo de ruta en el Canal Alto entre San Agustín y Colmenar


Comienzo de ruta en el Canal Alto entre San Agustín y Colmenar


Comienzo de ruta en el Canal Alto entre San Agustín y Colmenar


Comienzo de ruta en el Canal Alto entre San Agustín y Colmenar


Comienzo de ruta en el Canal Alto entre San Agustín y Colmenar


Pista del Canal Alto y Canal del Atazar


Pista del Canal Alto y Canal del Atazar


Pista del Canal Alto y Canal del Atazar


Pequeña trialera del Canal Alto hacia La Sima


nº fotos/pág.