Cena MTB Club de Campo en el Restaurante Giovanni Rana 21-09-2012

DATOS DE LA RUTA


HORA DE SALIDA: 21:30
HORA DE LLEGADA: 02:00
TIEMPO DE PEDALEO: 00:00
TIEMPO TOTAL EMPLEADO: 04:30
DISTANCIA RECORRIDA: 0.0 Kms.
SENTIDO DE REALIZACIÓN:

No hay descripción disponible para esta ruta

ASISTENTES: (24)

 

Ver perfil del ciclista
Adolfo
Ver perfil del ciclista
Alfonso
Ver perfil del ciclista
Ángel
Ver perfil del ciclista
Antonio Lorente
Ver perfil del ciclista
Carlos Terán
Ver perfil del ciclista
David Verdes
Ver perfil del ciclista
Flu
Ver perfil del ciclista
Goyo
Ver perfil del ciclista
Hugo Aguirreche
Ver perfil del ciclista
Javi Doblas
Ver perfil del ciclista
Javi Iglesias
Ver perfil del ciclista
Javi Ignacio
Ver perfil del ciclista
Javi Sánchez
Ver perfil del ciclista
José Luis
Ver perfil del ciclista
Juan
Ver perfil del ciclista
Juan Carlos
Ver perfil del ciclista
Juanjo
Ver perfil del ciclista
Marily
Ver perfil del ciclista
Miguel Sánchez
Ver perfil del ciclista
Pedro
Ver perfil del ciclista
Rafa García
Ver perfil del ciclista
Ramón
Ver perfil del ciclista
Valentín
Ver perfil del ciclista
Víctor

caídas en la ruta: (0)

pinchazos en la ruta: (0)

averías en la ruta: (0)

SUFRIDA RUTA NOCTURNA EN LA NOCHE MADRILEÑA

Llevábamos tiempo planificando esta ruta, que normalmente realizamos todos los principios de temporada, y gracias al ofrecimiento de nuestro amigo Hugo Aguirreche de organizarla, conseguimos descargar al Sr. Alcalde de tal labor y de empezar las discusiones (en su acepción inglesa, claro) de las diferentes facciones: que si la ruta la hacemos en el Club de Campo, que si yo conozco una ruta que es la leche, etc. en fin que todo se solucionó gracias a la propuesta de Hugo. Desde aquí quiero agradecerte en mi nombre y en el del grupo, la ruta tan acojononante que nos preparaste.

La hora de quedada había sido elegida a las 21:30. A partir de dicha hora fueron llegando desde distintos puntos de Madrid los distintos bikers del grupo. Alguno de ellos hacia tiempo que no se apuntaban a una ruta y esta, debido a su perfil aparentemente fácil, fue lo que sirvió de acicate para atraer a los más retraídos.

A la mayoría de nosotros nos costó reconocernos por lo atrevido que eran los culottes y maillots que nos habíamos puesto.

La ruta prometía. Comenzamos con un rodar tranquilo, esta vez los Javi’s decidieron no escaparse y permanecieron integrados en la disciplina del grupo. Alfonso estaba en su ambiente, no parando de contar sus desdichas, nos decía que si le había vapuleado su montura, que si ya iba a ser más difícil salir los domingos por el curro, etc. Charly fue la gran aparición ya que no había confirmado su asistencia. Hicimos una primera parada para reponer líquidos, la noche era calurosa. Alguno de ellos parecía que no habían bebido en semanas, qué forma de beber. En todo momento Hugo, planificador de la ruta, estaba pendiente de nosotros.

Algunos se integraron en el grupo cuando ya estaba comenzada la ruta, como fue el caso de Marili y José Luis, pero rápidamente y haciendo un gran esfuerzo consiguieron alcanzarnos. Se les nota que están en buena forma física.

 La ruta continúo con paso rápido y decidido hasta que llego la gran cuesta. Todos subíamos en plan pelotón. Encabezaba la marcha Victor y Javi Sánchez, les seguían Angel, Javi Ignacio y Javi Iglesias y así hasta el final del grupo, donde Charly, que va “sobrao”, iba de tertulia. La subida engañaba pues con un pedalear fácil, la cosa se nos empezó a complicar. De súbito aparecieron unos bichejos con el lomo pelado, parecidos a los decápodos, que estaban cruzando el camino, que cosa más extraña. Víctor nos realizo una disertación sobre los carídeos, en fin cosas de Víctor.

Continuamos subiendo, el grupo iba sufriendo y se notaba en sus rostros, la cara algunos la tenían congestionada por el esfuerzo. Parece que el haberse pasado hidratándose al comienzo de la subida no les había sentado especialmente bien.

Según avanzábamos la pendiente se hizo más pina, parecía el plato fuerte de la ruta. Ahí ya, cada uno cogió su ritmo y subió como pudo. En mi caso me puse a sufrir junto a Javi Iglesias y a Adolfo. No hacíamos más que hidratarnos. La pérdida de líquido era importante.

Cuando terminamos de subir hicimos una parada para reagruparnos. La gente llegaba exhausta en grupillos y se tiraban al suelo a descansar. Algunos se bajaban de la bicicleta tambaleándose, bien por el cansancio, bien por haber comenzado la ruta con la tripa llena, quien sabe…

Aquí aprovechamos para tomar un refrigerio, como es costumbre, y compartir lo que cada uno se había llevado. Vaya festín, nos pusimos de hidratos de carbono hasta las orejas.

Conforme empezamos a descender nos encontramos con un grupo de 5 ciclistas femeninas. Alfonso y Víctor no cabían en si de gozo. Hugo se pegó a una contándole que éramos un grupo de amigos que montábamos en bici y que periódicamente salíamos a montar….. Se las veía que iban fuertes, ya que nos dejaron atrás y Hugo hizo un intento de seguirlas, pero finalmente las dejó escapar.

Continuamos con el descenso hasta llegar a los coches. El esfuerzo realizado se  notaba en los rostros de los sufridos ciclistas.

La despedida fue de lo más emotivo. Este tipo de rutas tienen el aliciente de hermanar a los integrantes de este maravilloso grupo de sufridores de la bicicleta.

Hago notar que no sufrimos ningún pinchazo ni avería mecánica. Ójala todas las rutas fueran así.

Resumiendo, una ruta de 10, que dejó completamente satisfechos a todos los que asistimos, gracias a la planificación y dedicación de nuestro amigo biker, Hugo Aguirreche, donde cuando cada mochuelo se iba a su olivo, nos regaló un presente de su sponsor, Giovanni Rana. (By Valentín)

(escrito por Valentín)


nº fotos/pág.

1/11


Cena en Giovanni Rana


Cena en Giovanni Rana


Cena en Giovanni Rana


Cena en Giovanni Rana


Cena en Giovanni Rana


Cena en Giovanni Rana


Cena en Giovanni Rana


Cena en Giovanni Rana


Cena en Giovanni Rana


Cena en Giovanni Rana


nº fotos/pág.