Umbría del Valle - Cuatro Caminos - Valdemaqueda - Robledo - Cruz Verde - Santamaría 06-01-2013

DATOS DE LA RUTA


HORA DE SALIDA: 09:13
HORA DE LLEGADA: 14:13
TIEMPO DE PEDALEO: 03:13
TIEMPO TOTAL EMPLEADO: 05:00
DISTANCIA RECORRIDA: 58.0 Kms.
SENTIDO DE REALIZACIÓN:

OBSERVACIONES: Plantón general del grupo: estaban demasiado ocupados con los juguetes.

No hay descripción disponible para esta ruta
Ver mapa del recorrido realizado
Ver perfil del recorrido realizado
Ver informe IBP
Descargar track de GPS

ASISTENTES: (3)

 

Ver perfil del ciclista
Adam
Ver perfil del ciclista
Norbert
Ver perfil del ciclista
Pablo

caídas en la ruta: (0)

pinchazos en la ruta: (0)

averías en la ruta: (0)

Hola a todos los que osen leer la crónica de una ruta que no aparecerá en la portada de la página web.

Esto es una breve reseña de la paliza que nos hemos pegado hoy...

Yo he llegado al mercado como todos los días de ruta, a las 9 y un minuto, para no esperar mucho. Al girar la esquina después de pasar el Mónaco, veo que no hay absolutamente nadie, cosa que me sorprende a medias, porque espera que saliera poca gente, pero no que no saliera nadie.

Bajo de todas maneras, y a los cinco minutos me saluda Jose Cosita y me dice que se ha cambiado la salida a mañana, porque los Reyes y tal, que si no me habían dicho nada. Pues no, a mí no, supongo que al resto sí, porque no viene nadie.

Cuando me comentó Adam ayer por la tarde que si iba a salir, no pensé que fuera para confirmar que salía alguien. Comprendía sus dudas, pero no me esperaba ésto. Así que al final nos vamos los tres por ahí a dar pedales.

Como no hay líder de ruta para hoy, pues me toca a mí ir improvisando un poco, así que bajamos por la izquierda de la Seat para pasar junto a la vaquería y bajar al alcantarillón; seguimos recto para luego girar a la derecha, pasar por San Miguel y bajar hasta el Valle, donde hacía un frío de cojones.

Subimos tranquilamente la Umbría del Valle y cortamos a la izquierda antes de llegar arriba por un camino que lleva directo a la Cuerda de Las Navas. Cruzamos la portera y llaneamos por las praderas de la cuerda para dirigirnos a Cuatro Caminos y seguir bajando por el Garbanzal. Ahí recuerdo un tramo de la ruta que tengo preparada para la semana que viene y subimos al colladito de Las Canchas y hacemos de bajada la subidita que tanto nos hace sufrir de vez en cuando... ¡qué gozada!

Terminada la bajada, seguimos recto, cruzamos el arroyo (estaba fresquita el agua, según mi pie izquierdo) y salimos a la pista que viene de Las Palizas. Continuamos subiendo y cortamos a la izquierda en dirección a la carretera de Valdemaqueda. Alquien cuyo nombre no voy a citar, tiene la ocurrencia de ir a Robledo y subir a la Cruz Verde, y vamos y le hacemos caso... quizá estemos un poco locos.

Bajamos la carretera hasta el cruce y continuamos por las vereditas que van en paralelo al asfalto hasta entrar en Valdemaqueda; cruzamos a la parte de arriba para coger los senderos que llevan hasta los depósitos del agua y bajamos la trialerita que da al camino del Canto de la Gallina. Subimos por él hasta llegar al cruce donde acaba la bajada de Santa Catalina y nos desviamos a la derecha para descubrir un sendero en bajada curtido por las motos que disfrutamos como locos entre cortaditos, curvas peraltadas y algunas retamas.

Terminado este tramo, intentamos encontrar un lugar por donde cruzar el Cofio, pero no nos queda más remedio que coger la carretera hacia Robledo y desviarnos un par de km. después a la izquierda para coger la pista que va a la depuradora.

Llegamos a Robledo y lo cruzamos en dirección a la Estación. Salimos a la derecha por el camino de El Escorial y nos liamos a subir con tranquilidad, primero sin demasiado esfuerzo hasta llegar al túnel de la Cañada (no La Cañada de siempre...) y después de la corta bajadita posterior, empezamos a sufrir por el camino lleno de tierra suelta hasta que nos metemos en una vereda muy pendiente en la que tenemos que tirar de desarrollo para poder subir hasta que llegamos a unas piedras que nos obligan a poner pie a tierra.

Superado el obstáculo, continuamos por una zona más suave que se acaba pronto, al meternos entre los pinos y volver a tirar de molinillo para intentar llegar hasta la carretera de Zarzalejo. Las piernas como piedras, durísima la subida.

A partir de aquí, ya sólo se trata de llegar a casa, así que subimos por asfalto hasta la Cruz Verde, continuamos a la Paradilla y salimos en el cruce de Robledondo para bajar a toda mecha hacia la Hoya y Santamaría. Norbert había sugerido bajar por las vereditas paralelas a la 505, pero pudimos ver que estaban llenas de barrito y agua y no era la mejor opción.

Cruzamos la estación de Santamaría, dejamos El Pimpollar a la izquierda y seguimos por la pista hacia el cruce habitual del río y todo subir hacia Las Navas, girando a la izquierda hacia Las Puentes, para evitar más asfalto y ya a la depuradora y al Mordor, donde recuperamos fuerzas y líquidos.

Una etapa muy, muy dura, pero también bastante divertida. Ustedes se lo han perdido, espero que los juguetes hayan merecido la pena...

(escrito por Pablo)


nº fotos/pág.

1/0


nº fotos/pág.