Mountain Bike Club de Campo

Página principal

Los ciclistas

¿Quiénes somos?

Ante todo somos un grupo de amigos con una afición común: la bicicleta de montaña, a la que estamos "enganchados" como si de una droga se tratara. Salimos todos los domingos del año, llueva, nieve o granice (aunque alguna vez no ha habido h.... manera y nos hemos quedado en casa). La mayoría vivimos en las urbanizaciones Club de Campo, Ciudalcampo (R.A.C.E.) y alrededores, pero cada vez hay más "adictos" que se apuntan a venir con nosotros y que se "enganchan". Las rutas que realizamos las podéis ver, casi todas, en esta web. Tenemos preferencia por la Sierra de Madrid y por los alrededores de Club de Campo y San Agustín del Guadalix, pero nuestra afición nos hace explorar otros sitios de la provincia de Madrid, Guadalajara e incluso Ávila, donde tenemos también otro grupo de ciclistas de Las Navas del Marqués con los que nos juntamos a menudo (ver página de Las Navas). Pedalear con un grupo numeroso (sin pasarse) es muy divertido, agradable y se acaba por hacer verdaderos amigos. Como se puede observar por nuestros "cuerpos serranos" no es que seamos unos atletas precisamente (bueno, José Luis sí que lo es) por lo que nuestras "marchas" son tranquilas (a veces demasiado y suena la música de Verano Azul) y cualquier persona que tenga, primero de todo, bicicleta, un poco de fondo físico y, sobre todo, mucha afición (¡lo peor son los madrugones!) puede ir cómodo en el grupo. ¡Apúntate!.

Víctor, el "webero"

Domingo 15 de Octubre de 2017. Senderos de Cercedilla. Una vuelta por los valles de Siete Picos y de la Fuenfría

Ver fotos de la ruta

ESTA RUTA FUE DE ONCE SOBRE DIEZ

Fuimos en total dieciocho gladiabikers, muy superior a la media normal, seguramente porque todos intuiamos la excepcionalidad de esta ruta, buenos senderos, buena previsión del tiempo, y sobre todo las ganas que todos tenemos de batir el cobre por esos lares. Solo faltó Hugo la órdiga, que falla más que el que se inventó lo de "Asuntos Propios". Bueno, por supuesto que echamos de menos a todos los que no pudeiron venir por la razón que fuere.

Desde el inicio de la ruta, el grupo de cabecera marcó un ritmo endiablado y aún así todos pudimos mantener el tipo y afortunadamente nadie quedó descolgado, fué aquí cuando Adolfo me comunicó que me tocaba hacer la crónica, "la leche" siempre me toca a mí, no sé como me las apaño, empecé a recordar cuando iba al colegio y el Padre Herrera los viernes nos mandaba hacer "La Redacción" del fin de semana, aquello para mí era una perversión clerical, pues el lunes había que rendir cuentas de lo que habías hecho el fin de semana. Claro está, que redactaba de todo menos los flirteos con las mozas lozanas y fermosas del pueblo, y puesto que  este menester ocupaba todo mi tiempo, las redacciones me salían pírricas y aburridas, y el Padre Herrera simpre se compadecía de mi supuesta hermitaña vida juvenil. Mientras yo me relamía de aquellas aventuras prohibidas en la época.

Pero volvamos a lo que nos ocupa; pues hay que dejar patente documento histórico de lo acontecido en la ruta de once de los senderos de Cercedilla. Por estas fechas, el personaje que ocupa la máxima atención, es el susodicho Puigdemont, y por ello mientras pedaleamos platicamos sobre este descerebrado nazi, que pone en riesgo la estabilidad de todos, y compartimos la inquitud de cómo un perfecto idiota puede llegar al máximo poder político. Afortunadamente, todos confiamos que el "Fresco Presidente procedente del noroeste de la peninsula" con su estrategia y tácticas propias de SuntZu, (aquel General Chino que nos sigue maravillando a todos después de tantos siglos) ponga contra las cuerdas y entre rejas al imbécil de Puigdemont y sus acólitos. Mientrastanto, seguimos subiendo y subiendo, y las pulsaciones se disparan, y por tanto callamos por fuerza mayor, aunque de repente, siempre hay un superman que nos deja atónitos, y nos rebasa como un  Tomahawk, encima diciendo que tiene que grabar. Y es cierto, tanto Emilio como Flu, además de grabar, nos adelantan y nos esperan sucesivamente, ¡ le manda huevos !  Ahora el senderero se estrecha y vamos todos en fila india, es una pasada de tramo divertido hasta llegar a las vías del ferrocarril. Aquí hacemos un reagrupamiento y nos preparamos para atacar la última subida. Vimos pasar el tren, como deja constancia Emilius en la escena de su grandioso Film. 

Iniciamos la subida escalonadamente los diociocho, yo me puse a rebufo de Adolfo, que cada día está más fuerte, y a medida que ibamos tragando decámetros, me iba sorprendiendo más;  Adolfo esta "enviagrado" o le ha chupado la sangre a Contador, yo no le perdí la rueda, a Levo gracias, pero aún así, me costó unos cuentos Kwatios.

Una vez arriba, nos preparamos para el descenso, David y Markitos decidieron tomar la bajada por la pista y el resto emprendimos la trialera durísima, peligrosa y exigente, pero muy divertida, los "descenders" se lo pasaror de "pinga".  No hubo caídas que lamentar pero sí nos quedamos doloridos todos por la tensión, yo concretamente he tenido la terminación del "tello" hecho polvo durante varios días.

Finalmente ya en Cercedilla, me hubiera encantado quedarme a tomar las cervecitas con los "compis" pero las obligaciones familiares me requerían en casa, así que nos despedimos hasta la próxima, ha sido un placer, una ruta de órdago, de ONCE y que hay que volver a repetir por los que no pudieron venir.

Un abrazo para todos, nos vemos.

(escrito por Ángel)

» Ver fotos de la ruta
» Ver descripción de la ruta

Contacta con Nosotros©2011 V. de Pablo